Antes del partido masculino contra el equipo valenciano, asistimos a un amistoso contra un nuevo equipo femenino en la Comunitat. Se trata del Almàssera. Un equipo que aun se le nota que acaba de empezar y que todo lo que ocurre dentro del campo se le hace cuesta arriba (lo sé de buena tinta, el Castelló comenzó así). Les cuesta subir el balón y todavía no tienen habilidad con el esférico, pero como todo en esta vida, a base de entrenamiento esos errores se solventan con facilidad.

Esperemos que el año que viene este equipo valenciano se una a la Liga.

El resultado, como siempre que es un amistoso contra un equipo novel, fue de muchos a pocos, no sé quién ganó ni quién perdió. Lo que sí sé es que hubo muchas chicas (tanto del Castelló como del Almàssera) que salieron del agua con algo nuevo aprendido. Y lo que se agradece de verdad es que todo el mundo salga con una sonrisa en la cara. Tan sólo por éso ya vale la pena hacer todos los amistosos que este equipo quiera.

Ánimo a todas y a jugar a este deporte tan chulo de meter la bolita amarilla en la portería contraria.