Club Waterpolo Castello 6 Club Waterpolo Godella 4

Parciales: 1-1, 2-1, 2-0, 1-2

Jugadores: Palomar (P), Gozalbo, Álvarez, Bausá III, Ayestarán, Bausá II (1), Agut (3), Miralles, Bastán, Giménez, Montoro (1), Bausá I (1) y Dolz

Coach: Carlos Ndongo

Los que sabemos de waterpolo estamos en condiciones de afirmar que el partido de ayer fue, sin duda alguna, el partido más bueno y emocionante de los jugados esta temporada en la piscina de La Salera por cualquiera de las distintas categorías del Club, y asimismo, del que más lecturas positivas tenemos que extraer. El juego desplegado por los nuestros fue la culminación de tres años de trabajo desde que Carlos Ndongo se hiciera con las riendas de la escuela, al plasmarse en el agua los carácteres que ha pretendido imprimir desde sus inicios al juego de todas las categorías del Club. Esfuerzo, intensidad, defensa, concentración y compromiso, y ¡cuidado que alguien se salte el guión!. Todos, absolutamente todos cumplieron, porqué todos saben cual es su cometido en el colectivo, lo que se les exige y lo que tienen que hacer, son responsables y defienden increíblemente bien, y todo se lo deben a Carlos Ndongo. El premio de la victoria es de ellos y también, en especial, de su extraordinario entrenador. He tenido la oportunidad de seguir todos los partidos entre ambos contrincantes y con los mismos protagonistas desde el año 2009, en el que sufrimos un severo correctivo al ser derrotados por 24 goles a 3. Tras tres años de duros entrenamientos las cosas han cambiado, hemos progresado. Carlos Ndongo ha tenido la oportunidad de trabajar desde entonces con el mismo grupo, y los resultados han llegado, se lo merecen. La prolongación del coach en el agua es Pepe Bausá, el capitán, el auténtico Boss de este equipo, defiende como nadie (ni una sola expulsión en todo el partido pese a defender al boya adverso), corta balones y contraataques, ordena, manda, distribuye, y de vez en cuando se permite el lujo de marcar espectaculares goles desde mitad del terreno de juego como el de ayer. Junto a él, has de destacarse la fántastica aportación del eléctrico e intenso Andrés Álvarez, al que solo le falta más entrenamiento para convertirse en un gran jugador. En la portería, una vez más hay que destacar a Guillermo Palomar, cada vez para más y mejor, pasa y da salida al balón con criterio, y su proyección en este deporte solo depende de él. Mención particular merece el protagonista del partido de ayer, Iván Agut, autor de tres golazos, defendió como nadie, arrancó con la velocidad explosiva que le caracteriza, asumió la responsabilidad del juego de ataque del equipo como nunca lo había hecho, y lanzó de forma demoledora; con toda seguridad su mejor partido. ¡Enhorabuena a todos!. En lo sucesivo hay que consolidar la trayectoria que está ofreciendo el equipo a fin de poder disputar en dos años el Campeonato de España Cadete, ese es el objetivo, y los objetivos solo se cumplen con trabajo y duro entrenamiento. Además, a nivel autonómico, en igual plazo, este equipo tiene que atreverse a tutear al hermano mayor, al Club Waterpolo Turia, nuestra referencia.

Print Friendly, PDF & Email